Hay infinitas maneras de disfrutar los beneficios de las poses de Yoga, sólo hay que ser creativo y utlizar tus accesorios

En esta publicación, te muestro dos opciones para disfrutar de la pose de la paloma, Eka Pada Rajakapotasana usando tu cojín y una silla.

Como puedes ver en la primera imagen, para esta pose que es de apertura de cadera, puedes usar una almohada debajo de la pelvis como soporte y para crear elevación, también puedes jugar usando diferentes alturas con mantas. Si por alguna razón esta pose no se siente bien en tu cuerpo, ¡no te preocupes! Puedes probar la variación utilizando la silla.

Encuentra una manera cómoda para sentarte y cruza el tobillo derecho sobre el muslo izquierdo, flexiona el pie y usa un bolster o una almohada sobre los muslos para que puedas descansar cómodamente la cabeza … ahhhh siente ambas variaciones en tu cuerpo y elige la que se sienta increíble!

¿Cómo adaptas las poses a tu cuerpo?

Estas son algunas opciones  si agarrar la parte posterior de los muslos o la canilla no funciona o no se siente bien en tu cuerpo 

Siempre adapta la pose a tu cuerpo y no tu cuerpo a la pose. Utiliza tus bloques y cinto como herramientas para el éxito mientras exploras estas variaciones del estiramiento del número 4.

  • Usa suavemente tu mano para empujar la rodilla lejos de tu cuerpo
  • Usa tu cinto como una extensión de tus brazos
  • Usa un bloque debajo del pie que está en el mat para crear elevación

¿Cómo estás adaptando las posturas a las necesidades de tu cuerpo? 

En este post te enseño tres opciones para que tus brazos en Garudasana se sientan increíbles.

Hay algunas poses que simplemente no funcionan para todos los cuerpos, este es el caso de Garudasana. En lugar de forzar a tu cuerpo a adoptar una postura que exige una flexibilidad extrema y que requiere, lo que me gusta llamar “doblarse como un pretzel”, explora diferentes variaciones que te brindarán beneficios similares o iguales.

Teniendo esto en cuenta, pensemos por un momento sobre cuál es el objetivo de los brazos de águila: liberar la tensión y abrir los hombros creando espacio entre los omóplatos. ¡Es por eso que las tres opciones que muestro en la imagen de arriba funcionan como muy buenas variaciones!

Opción 1: Darte un abrazo. Esta es mi favorita porque, dado que tengo grandes pechos, ¡tratar de entrelazar mis codos y antebrazos es extremadamente desafiante! y no se siente bien en mi cuerpo. En realidad, me causa un tirón en las articulaciones de los codos en lugar de abrir la espalda.

Opción 2: Codo sobre codo con con las palmas hacia arriba. Invita a tus codos a estar en línea con los hombros, suaviza los músculos de la cara y respira.

Opción 3: Cruza los antebrazos y junta el dorso (parte de atrás) de las manos. Una vez más, invita a tus codos a alinearse con los hombros.

Prueba estas opciones en tu cuerpo y elige la que te parezca increíble (y úsala incluso si el profesor no ofrece alternativas durante la práctica). ¡Adapta siempre la pose a tu cuerpo y no tu cuerpo a la pose! ¿Cuál es tu variación favorita para los brazos de águila?

Baddha Konasana en silla

Julio 10, 2020

En este post te enseño cómo hacer esta pose más accesible para todos los cuerpos usando una silla y tus bloques de Yoga.

La postura de la mariposa puede ser un desafío para muchos cuerpos, por lo que si por alguna razón no puedes practicarla sentado en tu mat de yoga, puedes probar esta variación usando una silla y tus bloques para apoyar los pies.

Pruébalo en tu cuerpo, juega con la altura de los bloques y si se siente demasiado intenso, siempre puedes hacerlo con una pierna a la vez.

¡Sé creativa para adaptar las poses a las necesidades de tu cuerpo, y, todo puede ser una herramienta para el éxito!

En este post quiero compartir algunas ideas sobre cómo usar tus bloques especialmente si vives en un cuerpo más grande o quieres experimentar una nueva relación con la gravedad.

Estas son algunas ideas sobre cómo usar tus herramientas para el éxito, también conocidas como bloques durante un flow:

– Flexión delantera y media usando bloques para acercar la tierra a tus manos
⠀⠀
– Estocada Baja con bloques en el interior del pie delantero para tomar el espacio que tu cuerpo necesita
⠀⠀
– Perro mirando hacia abajo y Plancha con bloques para hacerlo más accesible y suave en el cuerpo
⠀⠀
¿Cómo estás adaptando la práctica a las necesidades de tu cuerpo? 

Estás haciendo mucho más de lo necesario 

Estamos atrapados en una dinámica que nos enseña que cuanto más hacemos, más ocupados estamos, más valiosos somos.

Viví según esas reglas durante mucho tiempo, y solo me enseñó una cosa: no me estaba cuidando.

Vivir la vida apresuradamente, siempre como si algo o alguien nos estuviera persiguiendo no conduce a una vida feliz, solo crea más ansiedad y desconexión de nuestra mente y cuerpo.

Así que te invito a reducir la velocidad, a recordarle a tu cuerpo y a tu mente que estar ocupado no equivale a ser valioso, y a decirte en voz alta: me doy permiso para descansar porque ya estoy haciendo más que suficiente .

Estoy convencida de que solo en la quietud podemos realmente escucharnos a nosotros mismos, nuestros sueños, miedos, esperanzas y necesidades, entonces, ¿cómo te cuidarás hoy?

Tu práctica no tiene que terminar cuando te estás recuperando.

Tu práctica no termina cuando experimenta una lesión en su cuerpo. ¡Solo necesitas honrar las necesidades de tu cuerpo, tal vez practicar un poco más lento y, por supuesto, usar el apoyo adicional de tus herramientas para el éxito, también conocidos como los accesorios! Sé creativo y usa sillas, bloques, almohadones y cojínes para adaptar las poses a lo que tu cuerpo necesita en este mismo momento.

Recientemente me lastimé el pie derecho, y soportar peso sobre él fue extremadamente doloroso, entonces, la solución: continuar la práctica sentada en una silla, ¿sabías que puedes hacer casi todas las posturas de pie sentado en una silla?

¿Cómo has adaptado tu práctica cuando te has lesionado?

Pose del Oso Polar

Junio 6, 2020

¡Variación de la pose del niño para que la postura sea más accesible y acogedora para todos los cuerpos!

Esta es una excelente postura durante el embarazo y para cuerpos más grandes, pero también es muy buena para cualquier persona que, por cualquier motivo, no quiere bajar la cabeza para seguir disfrutando del entorno.

¡Esta variación hace que la pose del niño sea más accesible para todos los cuerpos! Al bajar y apoyar los antebrazos, tienes más control sobre tu torso, lo que te permite respirar con más libertad y mantener la cabeza en alto para continuar supervisando el entorno, ¡lo cual es ideal para el Yoga sensible al trauma!

Personalmente me encanta, porque sufro de migrañas, y cuando tengo un ataque, ¡bajar la cabeza se siente horrible! ¡Adapta siempre la pose a tu cuerpo, no tu cuerpo a la pose! ¡Pruébala, siéntela en tu cuerpo y úsala durante tu práctica! ¿Qué opinas sobre esta variación de pose?